Considerado uno de los multimillonarios de bienes raices más reconocidos alrededor del mundo, el magnate estadounidense, Donald Trump, es propietario de un Boeing 757 de $100 millones (€73.8 millones), uno de los aviones privados más lujosos del mundo.

El increible avión, el cual compró del cofundador de Microsoft Paul Allen en el 2011, ha sido lujosamente personalizado para adaptarse al estilo de Donald. El interior del nuevo avion grita lujo desde cada uno de sus rincones.